Sobreviento: “La autogestión es una necesidad”

El cuarteto festejará sus cinco primeros años de vida en El Emergente Bar el domingo 19 de noviembre.

 

Sobreviento lleva cinco años en la escena under ganándose un lugar entre la marea de bandas que buscar su espacio. Esa cantidad no es poca y por eso lo celebrarán en El Emergente Bar despidiendo una etapa que, por supuesto, abrirá otra que vendrá con un nuevo disco. Cielo y Caer es el único trabajo discográfico y fue lanzado en 2015. De allí, fue mostrarlo en cada rincón que apareció.

Rock And Ball habló con el grupo antes de festejar por cinco el domingo 19 de noviembre desde las 20hs.

Rock And Ball: ¿Cómo preparan el festejo en El Emergente?

Sobreviento: Es probablemente la fecha más importante del grupo hasta el momento, así que estamos apuntando toda nuestra energía ahí. Venimos planificando hace meses. Cumplimos 5 años, pero más que el número, queremos celebrar todas las cosas lindas que venimos viviendo como proyecto: desde la salida de nuestro disco, que ahora también vamos a estar despidiendo, hasta las diferentes experiencias que hemos tenido, a nivel artístico, a nivel gestión, a nivel humano. A la vez, estamos atravesando el proceso de creación de nuevas músicas, y eso también nos tiene muy movilizados. Vamos a presentar material nuevo y apostar a un show integral, dándole a la puesta escénica el lugar que se merece y que lamentablemente por diversos factores no siempre uno está en condiciones de poder dar, pero que es fundamental.

RNB: ¿Qué satisfacciones les dio la autogestión?

S: La autogestión es la forma que mejor encontramos para hacer las cosas. Pero la encontramos en un marco bastante escaso de opciones. Es una necesidad, que nosotros creemos puede cargarse de otro sentido, y ahí es donde pueden encontrarse las satisfacciones. Saber que uno puede construir a partir de otras lógicas, poniendo en primer plano al otro y al laburo con el otro, pensando más colectivamente, apostando a construir lazos genuinos y sólidos. Así es como tratamos de manejarnos en Sobreviento y es desde ahí que nacen esos proyectos laterales que son los ciclos y la revista. La satisfacción está en poder llevar adelante el proyecto desde un lugar de control total de ese proyecto (y ojo, ahí también hay muchísimos dolores de cabeza), lo que no implica tener una mirada individualista del asunto, sino todo lo contrario: se van formando grupos de trabajo donde cada uno cumple el rol que sabe y le gusta hacer, y también dónde uno puede ir clarificando.

RNB: ¿Cómo nacen las canciones en Sobreviento?

S: La forma en que nacen las canciones es muy heterogénea. Es un cliché, pero la verdad es que no hay una fórmula, ni una respuesta definida. En el último tiempo estuvimos llevando adelante un proceso creativo más individual, donde cada uno trabajaba por su cuenta la composición, pero en el momento en el que eso se pone en juego en el grupo, la cosa puede ir para lugares bien distintos. Sí sucede que, más allá de la composición individual, hay temas, hay motivos, recurrentes, que se nos aparecen a todos. No es algo azaroso, desde ya, porque somos un grupo que habla y discute constantemente sobre todo. También estamos muy afectados por todo lo que viene sucediendo a nivel político y social, en nuestro país y a nivel general, y eso es algo que se refleja; también hay una búsqueda más terrenal, de interrogarnos a nosotros mismos, nuestras infancias, nuestros territorios; estamos en la búsqueda de encontrar el relato, la historia, de eso que queremos contar.

RNB: ¿Cómo fue la experiencia de salir a girar con un disco bajo el brazo?

S: Fue, más que nada, un proceso de mucho aprendizaje. A la distancia, podemos leer mejor cuáles fueron nuestros aciertos, pero sobre todo nuestros desaciertos. Aprendimos lo que implica producir un show propio de manera más integral, y eso es algo que todavía está decantando. Salir de Capital también te da otras perspectivas, las movidas no son todas iguales y a veces uno está demasiado absorto en el microclima porteño. La posibilidad de visitar Rosario fue hermosa, no sólo por lo que sucedió desde lo musical, sino también porque nos llevamos de allí nuevos amigos. Lo mismo sucedió en otros lugares de Buenos Aires, y apuntamos a que siga sucediendo.

RNB: ¿En qué estado está el próximo disco?

S: En estado de gestación. Ya atravesamos un primer proceso compositivo, donde tenemos una serie de canciones que hay que empezar a trabajar en la sala de ensayo, o que ya estamos trabajando. Hay un concepto que un poco está surgiendo solo junto a ese mismo proceso. Después del show de los 5 años, lo que viene es definir los plazos, ponerlos en papel y en agenda, para que el año que viene el disco ya tome forma.

RNB: ¿Un escenario para pisar en 2018?

S: Ya veremos. Tenemos ganas de seguir conociendo escenarios nuevos, que quienes estén detrás le pongan amor, compromiso y responsabilidad. También nos gustaría conocer Winterfell.

 

Comentarios

comentarios

Related posts

Comment