El legado de Tom Petty

Esta semana, el rock sufrió otro cimbronazo tras recibir la triste noticia de la muerte de Tom Petty, uno de los grandes e influyentes músicos del mundo. Quizás muchos no se den cuenta, pero lo que ha generado este hombre en la música popular es realmente grande y nos deja un gran legado.

 
Tom Petty

Una vez más el mundo de la música perdió a una de las grandes estrellas del rock clásico. Tal vez seamos parte de la generación que verá morir a gran parte de la historia del rock. Esta vez fue con alguien que pocos imaginaban, porque venía tocando seguido, editando discos y aún era muy joven. Tom Petty, uno de los artistas más representativos del rock americano, falleció a los 66 años cuando incluso se encontraba celebrando los 40 años de historia junto a subanda, The Heartbreakers, con una gira que había terminado el lunes pasado en el Hollywood Bowl con tres presentaciones completamente agotadas.

Alguien que ha marcado un sello propio y distintivo entre sus pares del rock estadounidense y dentro del rock mundial. Por su manera de cantar, de tocar, exponerse; por cómo trabajaba y cómo iba sacando sus discos. Alguien que empezó desde muy joven y que siendo todavía muy joven fue empujado por estrellas de gran renombre como George Harrison, Bob Dylan, Jeff Lynne (Electric Light Orchestra), Ringo Starr o hasta el propio Roy Orbison. Un músico que ha estado a la par de estos nombres inalcanzables y legendarios desde muy chico y esas son las cosas que te da tener un estilo propio y mucha personalidad ¿Es una leyenda? No, y no nos pongamos hacer mito y hablar de más, fue alguien muy representativo para su país ¿Por qué decimos su nacionalidad y no vamos a lo universal?


Porque siempre reflejó muy bien la tierra de donde vino, alguien que no olvidó sus raíces y que fue el primero que nos contó cómo eran sus tierras sureñas de Estados Unidos. De ahí viene y ese es el rock que hacía, donde poco a poco fue entrando de todo, como el rock bien de club y neoyorquino, el folk, el soft rock bien típico de fines de los 70 o experimentar con los sintetizadores en los disparatados 80 y muchísimos condimentos de la música country, por esto su gran relación con Bob Dyla.

Tom Petty nació en 1950 en Florida. A los 11 años se cruzó con Elvis Presley. Si, con El Rey, que había ido a su ciudad a filmar una película y a partir de ahí decidió que la música sería lo suyo. No perdió tiempo, porque a los 20 años de edad formo su primera banda, Mudcrutch, con quienes no llegaría a grabar un disco hasta 2008. Cinco años después conformaría a los legendarios The HeartBreakers y eso significaría un viaje de ida. Un año después lanzan su primer disco, que contenía uno de los hits más inoxidables de su carrera como “American Girl”. Ya de entrada mostraba su gran identidad Nortemericana. Nunca abandonó sus influencias de base como Los Beatles y Los Rolling Stones, en los que encontró un equilibrio para que su música tuviera elementos de los dos grupos.


Para la década del 80′, luego de llegar a la popularidad y consolidarse con su tercer disco, Damn In The Torpedoes”, que fue una manera acertada de terminar los 70′ como correspondía, en medio de tanta ciclotimia con escenas que iban surgiendo como el punk y La música Disco, que hacían perder el verdadero eje. Así consigue el respeto y el reconocimiento de grandes estrellas, hasta llegar a los mismísimos ex Beatles o gente como Dylan.

A fines de esta década y luego de sufrir cambios en su carrera y en los Heartbreakers, arman el gran super grupo del rock: Los Traveling Wilburys con Bob Dylan, George Harrison, Roy Orbison y Jeff Lynne. Es también en ese período donde saca su primer disco en solitario llamado Full Ever Moon”, que estuvo producido por uno de los mejores cantautores del mundo, Jeff Lynne, y del que salieron grandes hits como “Free Fallin'”, “I Won’t Back Down” y “Runnin’ Down a Dream”, canciones que lo acompañarían por siempre y que sellarían aún más su estilo.

Nunca perdió su eje y su sello desde su voz y su sonido tan particular, con esas canciones que no eran siempre alegres y que tenían su propia ambigüedad. Para el año 2002 fue inducido al Salón de La Fama del Rock And Roll con Los Heartbreakers y en estos últimos 17 años hizo tres discos con el grupo: “The Last DJ” (2002), “Mojo” (2010) e “Hipnotic Eye” (2014), que tuvo grandes ventas y fue uno de los mejores discos de ese año.


Por estar siempre con los pies sobre la tierra y recordar sus orígenes, editó junto Mudcrutch, a su primera banda, dos discos homónimos en 2008 y 2016. A fines del año pasado anunció una nueva gira para celebrar los 40 años de trayectoria junto a su grupo que lo acompaño toda la vida. Un tour de 50 shows por Estados Unidos y uno en el Hyde Park de Londres, que finalizó el lunes pasado en el Hollywood Bowl.

Previo a la gira, Tom dijo, o anticipó mejor dicho, que esa probablemente sería la última que haría porque tenía en cuenta que ya eran muchos años y que quería empezar a dedicarse de lleno a su nieta y a su familia. Un gran interprete y hombre realmente cancionero que jamás el rock olvidará. Una herida irreparable para comenzar esta semana. Gracias por tanto rubio y que tengas un buen viaje.

Por Marcos Coletto

 

Comentarios

comentarios

Related posts

Comment