El crudo testimonio de Macarena, denunciante de Santiago Aysine

Entrevistamos a Macarena Nutty, quien relata detalladamente episodios de violencia por parte del cantante de Salta La Banca.

 

Es jueves a la noche, un día de la primavera atípico: hace frío, todavía garúa después de llover todo el día. En un departamento de microcentro nos encontramos con Macarena Nutty, una de las denunciantes de Santiago Aysine, en Twitter, por violencia. La entrevista, que pasó los 40 minutos, rondó entre el relato crudo y la conversación entre mujeres. Hemos transcripto los pasajes que condensan la información más delicada e importante, y las apreciaciones y opiniones personales de Macarena que conforman su relato.

Nutty: Nosotros habíamos estado un par de veces, tampoco era la cosa más especial del mundo y aparte era 2012, o sea no es hoy. Si bien en 2012 llevaba su cantidad de gente, éramos muchos menos y todos nos conocíamos la cara. Y bueno, en una de las veces… El chabón detesta usar forro evidentemente, porque leí que un montón de pibas también lo pusieron.  Y estaba empecinado con eso. Yo había tomado, no voy a decir que estaba súper ebria pero había tomado, y bueno… “no, que no, que no, que no, que no”. Le digo: “Mirá, boludo, todo bien…”. Quizás no me preocupaba por el tema de las enfermedades, sino por el tema de que no quería quedar embarazada. Y él me dijo: “No, no, no, no pasa nada porque, no sabés, yo me hice un estudio… y no puedo ser padre”. ¿Qué voy a hacer, no creerle? Sos mi ídolo, te amo con todo mi fucking ser, levantás todas las banderas que yo defiendo, y yo supongo que sos una persona sincera y que no me vas a decir algo tan pelotudo teniendo 30 años y yo 20. Y bueno, nada, le creí y no era verdad. Así que quedé embarazada..

Ellos justo tocaban en Mar del Plata –prosigue Macarena-. Yo primero me hice el test de embarazo. Me lo hice en mi casa sola porque viste cuando decís: “No, no me vino porque no sé, se me cerró el útero, qué sé yo”. Me lo hice sola en casa así como re tranca. Me acuerdo que estaba sentada en el baño y me largué a llorar. La llamo a una amiga y le digo: “Che, como que el coso dio positivo”. Mi amiga me dice que vaya para la casa y bueno, voy a lo de la piba. La madre de esta chica es obstetra, entonces ella me dice: “Llamémosla”. La llamamos y me dice: “Bueno, andá a hacerte un análisis de sangre porque puede ser. Es una probabilidad super mínima pero puede ser…” . Bueno, dio positivo.

Vos lo retirás un día después el análisis, ¿viste? Esto era viernes, ellos el sábado tocaban en Mar del Plata. Entonces le mando un mensaje a Santiago: “Che, antes de que se vayan para Mar del Plata, necesito hablar”. Él me dice que no puede, le insisto y me dice: “No, bueno, pero ahora en un rato me voy”. Yo estaba con una amiga y ella me empezó a insistir que lo llame. Toda esta gente que les nombro, mis “amigas”, todas desaparecieron después, así que no voy a decir nombres ni nada. Bueno, lo llamo. Me atiende el teléfono y me dice: “¿Qué querés, gorda? Estoy viajando”. Ahí le digo: “Estoy embarazada” y él me responde: “Bueno, pero, ¿qué sabés si es mío?”. ¡Porque sos el único forro hijo de una gran puta que no quiere usar preservativo, boludo, mirá qué simple! ¿Me estás jodiendo? Me dice que cuando vuelva de Mar del plata hablabámos. Bueno, fui a Mar del Plata, estuve todo el show así como… Y el lunes fuimos al obstetra. Fui a un obstetra de mi obra social y le dije que venga, aparte sabían mis amigas perfectamente que en algún momento quería que apareciera él, porque era la persona adulta y responsable. Eso se suponía, pero obviamente no es. Pero en ese momento yo lo suponía. Fuimos y ese momento me lo acuerdo patente: fue horrible. Estaba sentada con el análisis de sangre que le había dado al obstetra y Santiago parado. El chabón (el médico) en un momento dice: “Bueno, felicitaciones”, yo lo miro al chabón (el médico) y Santiago le dice: “Eh, no”. Me largué a llorar y de ahí como por un mes no paré de llorar.

El chabón (el obstetra) dijo cosas de médico, no me acuerdo sinceramente. A él no le iba a decir nada Santiago. El chabón de mi obra social en la que se atiende toda mi familia. A él no le iba a decir nada y yo no me puse a entrar en detalle. Salimos de ahí y ahí si me dijo: “Bueno, listo, lo vas a tener”. Me lo dijo gritando en el medio de la calle, en mi barrio (yo vivía en San Martin), en la puerta de la clínica a la que fui toda la vida. Santiago me dice: “Bueno, listo lo vas a tener, te voy a pasar la plata que necesités por mes pero a mí no me vas a ver nunca más y yo voy a dejar la banda, me cagaste la vida y sabelo que fue por tu culpa”. Y me dijo que iba a ponerse a hacer acústicos sólo para tener la plata para el hijo. Todo mentira aparte, eso que no tenía plata, un mes antes de que se había ido a Europa. Me dejó parada en la calle llorando y le empecé a mandar mensajes. Me fui a mi casa y en ese momento mi vieja estaba trabajando porque todavía no sabía nada. Le mandé un mensaje a Santiago y le digo: “¿Vamos a hablar o nada?”. Y él me respondió: “No, no, no, no, listo, ya está. La única forma que podés venir a casa, y si lo querés hablar, es si decidís abortarlo. Si decidís abortarlo, vení y listo”.

***

En ese momento le dije que sí, principalmente porque necesitaba hablar con él, así fui a la casa.  Si yo le decía que lo decidía abortar, el chabón era un divino, ahora, le decía que no y me empezaba a gritar y me trataba como el orto. Le dije: “Al menos puedo saber cómo es, no sé, algo, aparte yo no puedo pagar un aborto, no puedo nada”. Y aparte yo era una boluda. O sea todo bien, pero era una boluda de 20 años que tampoco iba a estar pensando que iba a tener un bepi (sic) y convengamos que los tiempos tampoco me dieron para googlear, con las cosas que me estaban pasando en la vida no eran momento para nada.

Yo lo admiraba al chabón, entonces, ¿qué te queda psicológicamente de ser acosado por la persona que admirás? Listo, ¿qué podés esperar del resto de la gente en el mundo?

Y en dos segundos hizo todo: él conocía al médico, él conocía quién me podía llevar, él conocía todo. En dos segundos. Le dije: “bueno, no sé, vayamos, hablemos, qué sé yo”.  A todo esto, mientras todo esto sucedía, pasaba lo que les digo con mis amigas. Se enteraron “Los Enfermos” (grupo seguidor de Salta La Banca), que en realidad siempre supieron todo, y los chabones me bardeaban, me trataban de puta, me gritaban en la puerta del bar y hasta me hicieron TT (Trending Topic en Twitter, es decir, tendencia), todo. Y eso era por encubrirlo a él porque…Mirá qué simple: sabés que el chabón se mandó una cagada entonces me vas a tratar de puta a mí porque es mucho más fácil correrme a mí del medio.

Y lo mismo con los pibes del bar (5033, de San Telmo en esa época). Uno de los chicos del bar fue el que me llevó al médico y en ese momento yo pensé que me estaban re protegiendo porque venían tipo “no, gorda, yo te voy a cuidar, te voy a apoyar en todo”. Me abrieron las puertas del bar para lo que quisiera. Me dijeron: “Podés dormir acá” (En cincuenta había como unas camitas arriba), “podés dormir acá, quedarte acá, como te sientas más cómoda”. Todo era re amoroso, que en ese momento yo pensé “Bueno, qué copados que son, cómo se portan conmigo”. ¡Y no! Pasaron dos meses y desaparecieron todos. Entonces qué cariño ni cariño, boludo.

***

Yo no paré de llorar nunca, en ningún momento. El médico en un momento le dice a Santiago: “Si está así, no puedo hacer nada, no puede hacerse la intervención” y él, enseguida, le dijo: “No, no, no, ya se le pasa, ya se le pasa”. En ningún momento volví a casa, todo el tiempo me mantuvieron con ellos. Santiago me llevaba a la casa de él y de ahí a la casa de uno de los pibes del bar, y de un lado al otro. Cosa que yo no hablara con nadie. Todos mis amigos me bardeaban y yo estaba como aislada completamente de todo. Entonces en ese momento lo único que yo sentía era que la única gente que se había quedado conmigo eran los chicos del bar. “Qué dulces que son, son los únicos que no me mandan a cagar”, pensaba.

Si yo le decía que lo decidía abortar, el chabón era un divino, ahora, le decía que no y me empezaba a gritar y me trataba como el orto

A todo esto, Santiago también me decía: “no, porque yo no tengo plata pero vos no te preocupes, yo la voy a conseguir para que no te falte nada. Vos después vas a trabajar con Salta la Banca, para que no estés sola en ningún momento porque necesitamos una chica para vender las remeras en los recitales”. Me acuerdo todas las cosas así puntual como me las dijo. Y bueno, me lo hice también -al aborto- porque no podía tener un hijo y la única gente que me hablaba me decía que era lo mejor y eran todos amigos de él igual. Así que no tuve una decisión muy, no sé, objetiva. Lo pienso hoy y obviamente mejor… Pero en ese momento no lo decidí yo.

***

Hoy en día no me arrepiento, pero estuve mucho tiempo procesando el dolor de haberlo hecho. Y bueno, pasó. Fui a la intervención y me dejó diez días en la casa mientras tenía que tomar las pastillas y hacer los chequeos. Pasaron dos semanas y se borró todo el mundo, todo el planeta. Era tipo “si te he visto, no me acuerdo”, desaparecieron todos. Al principio, yo seguí yendo a SLB porque, lo que les digo, en ese momento no me di cuenta de nada. Y después me re calenté pero me calenté sola y no los seguí más: A mí no me metan, en mi casa no se escucha SLB, en mi casa siempre fueron “esa banda no existe”. Ya está, bloqueado de todos lados. Chau, nos vemos en Disney. Lo procesé como algo mío y dije: “bueno, qué mala suerte” y de hecho hasta le creí al chabón.

Después me enteré que ya habían pasado otros abortos con otras pibas, entonces ¡la concha de tu madre, boludo! ¿A quién no podés dejar embarazada? Pero bueno, en el momento le creí. Así que cuando empecé a leer lo de las pibas dije “¡no!”, porque ya me daba bronca a mí que el tipo tuviera impunidad con lo que me había hecho a mí, porque yo sabía que todos los de la banda lo sabían, que todos los seguidores lo sabían. ¿Cómo lo podés saber y tener ganas de pagar 400 pesos una entrada para ir a verlo decir pelotudeces arriba del escenario? Les juro que me pasaba eso, era como ver un montón de gente y decir: ¿Pero lo escuchan hablar? ¿Se dan cuenta de que está diciendo cosas que no son? Pero no sé, en ese momento estaban todos cegados, no sé, así que cuando vi esto no lo podía creer.  Es ahora que no lo puedo creer, no lo puedo creer. Que la gente se le esté poniendo en contra, pensé que era algo que no iba a pasar nunca porque era “Santi Aysine, el dios intocable del under rock nacional”. Ayer no paraba de temblar. En una le digo a mis amigos: “Chicos, se terminó”. No lo puedo creer.

Igual me da terror que en una semana se termine la “moda” de bardear a Santi y que sigamos haciéndonos los pelotudos.

Todavía tengo poca fe. Para mí él va a seguir haciendo todo lo que está haciendo en cuanto a la banda y a su vida personal, pero porque viví cinco años viéndolo que lo seguía haciendo, entonces me cuesta un poco pensar que de un día para el otro no va a pasar más. Pero ver la cantidad de gente que me apoyó, tengo 2500 favoritos en el tweet, yo no lo podía creer.  Hace cinco años lo conté y todo el mundo me mandó a cagar y hoy en día tengo un montón de DMs (Mensajes directos, en Twitter) de pibas que me dicen: “boluda, para lo que necesites nosotras te vamos a apoyar”, “yo te creo”. Un montón de gente que puso: “Yo seguía re fielmente a Salta La Banca y si esto es así, no los puedo ver más” y todas cosas así que no lo podía creer.  Ayer no podía parar de temblar, llorar, todo me conmocionaba para bien pero era como demasiado onírico. Lo mismo hoy cuando Juano Falcone de La Caverna puso: “Siempre del lado de las pibas, siempre del lado de la víctima”, no lo podía creer. Fue tipo: “Pará, boludo, tus mismos pares te están diciendo cortala acá”. Y con lo de Alma Bouquet (la banda se bajó de la fecha que tenía pactada para ser telonera de Salta La Banca la próxima semana en el Teatro Ópera de La Plata), me volví loca. Me desesperó. A los chicos de Alma los conozco porque yo trabajo con una banda que tocó con ellos y fuimos juntos a Mar del Plata. Yo ya sabía que eran unos soles de personas porque lo son, pero decir: “¿Sabés qué?, me chupa un huevo que era la fecha más importante de la banda, andate a cagar”.

“La única gente que me hablaba me decía que era lo mejor y eran todos amigos de él igual. Así que no tuve una decisión muy, no sé, objetiva. Lo pienso hoy y obviamente mejor… Pero en ese momento no lo decidí yo”

RNB: Claro, porque aparte era una re oportunidad para la banda y no están pidiendo denuncia penal, no están pidiendo nada, están diciendo yo te creo, punto.

N: Tal cual, lo mismo lo de “Corriendo la voz” que dijo: “chau, al carajo” y me encantó que pusieron “no nos importa cuánta gente lleven si las cosas son así, no y punto”. Me llegan tweets de gente que me dicen: “Ah, pero entonces no tenés pruebas”, “entonces sos una…”. Antes de 10 personas, 15 me decían que era una mentirosa. Hoy de 100, hay uno que me dice algo y saltan 20 a clavarle los dientes al cuello, es increíble, no lo puedo creer.  Cuando empecé a leer las cosas de las pibas y todo lo del Jueves Valiente, lo de Maggi, lo del otro, lo de Poli… Poli también es una persona con la que yo trabajé y viste cuando decís: “No lo puedo creer, está todo embarradísimo”. Y aparte a lo que voy es que, yo lo admiraba al chabón, entonces, ¿qué te queda psicológicamente de ser acosado por la persona que admirás? Listo, ¿qué podés esperar del resto de la gente en el mundo? Si la persona que más admirás y tenés como tu referente es un hijo de puta, y ya la otra gente que te parecía medio mediocre, al carajo, todo se cae a la mierda. Aparte me parece terrible, porque todas las pibas que lo cuentan, el 90 por ciento eran fan de SLB entonces… O sea boludo, todos con tus letras podíamos suponer que cantabas para coger pero cuando no quieren coger es no y no es “ah, no, sos una forra porque no viniste”, “sos una hija de puta, no sabes quién soy yo”.

El comunicado de “Alma Bouquet” al que hace referencia Macarena Nutty.

RNB: Se vio el caso de una chica que le decía que no quería tener sexo anal y el tipo no se corría y lo hizo igual…

N: Bueno, a mí también me paso lo mismo, aunque le dije que no.

RNB: Pero eso es una violación…

N: En el momento no te das cuenta. En el 2012 el tema estaba menos caldeado y no se consumía la cantidad de información que se consume ahora, entonces también vos pensás: “Bueno, listo, yo ya accedí a coger, si el chabón quiere hacer cosas que yo no quiero, no me está violando porque yo quería coger”. Él me decía: “no te va a doler, no pasa nada…”  pero yo le dije que no, le dije claramente que no quería y él me corría para adelante y él seguía, me puso boca abajo y hacia fuerza y me re lastimó. Estuve dos días sin poderme sentar ni siquiera. Parece re gracioso si lo decís así pero fue horrible en realidad.

A mí toda la gente cercana que me dice: “Pero boluda ¿por qué no denunciaste?”, y qué sé yo, pero el chabón te manipula, te quema el cerebro. Vos pensás que la culpa es tuya o que bueno, vos accediste porque el tipo te gustaba. Y sí, yo me lo quería coger pero había un montón de cosas que yo no quería hacer, pero en el momento te quema tanto el bocho… y aparte con la labia que tiene. Ahora porque se le vino el mundo encima está diciendo pelotudeces a lo loco, se está quemando solo más que si no hablara, pero el chabón no es ningún boludo y se manejó así toda su vida, evidentemente. Entonces sabía exactamente qué decir, qué hacer y cómo manejarse para que vos sintieras que listo, estabas accediendo en realidad cuando no.

RNB: Por eso no te digo para que vos te hubieras dado cuenta en ese momento pero es algo que tenemos que empezar a generar con las pibas para tomar dimensión de lo que pasó, que es muy grave. Y no importa si hicieron denuncia o no, si la hicieron, si se dieron cuenta antes o después. Es muy grave lo que pasó, hay chicas que denuncian que las contagió HPV…

N: Una amiga me habló para eso. Me dijo: “Gracias que saliste a hablar porque a una amiga le pasó”, me dice. No, no lo puedo creer. Igual esto me parece súper fuerte también porque yo salí como a apoyar a la primera que habló en realidad y terminé como vocera. Veo que las chicas ponen los tweets y ponen: “No nos callamos más”, que es la frase con la que yo cerré mi texto, es muy fuerte.  Yo en su momento nunca hablé porque mi familia no sabía nada. Pero si tengo que hablar por todas las pibas, lo voy a hacer. Nunca lo hice por mí, pero lo voy a hacer por las pibas. Me duele mucho más cuando leo lo que le pasa a otra, lo mío ya lo procesé en su momento. Para mí estaba bloqueado el tema pero no puedo dejar que siga pasando. Ni puedo dejar que todos los casos de estas pibas queden así como en la nada.

RNB: Además vos estás poniendo la cara, diciendo tu nombre, ayudás a que también otras pibas puedan hacerlo.

N: Muchas me hablaron para decirme eso: “Qué bueno que hablaste, me siento más segura”. Me hablaron las chicas de De Lo Ajeno, me hablaron las dos y me agradecieron un montón, y en realidad ellas fueron las que se animaron. Arrancó todo a las 10 de la mañana por ellas y a las 3 de la tarde era un hervidero. Cuando yo hice el texto tampoco di detalles porque todavía no estaba decidida a decir: “bueno, pasó esto y esto”. Y el forro hijo de puta cuando dice: “yo tengo los huevos para…”. Si él sabe quién soy y sabe lo que me hizo y que todo el mundo le empezó a rogar que lo lea. La vieja sabe todo lo que pasó conmigo y empezó a denunciar a cada una, tweet por tweet. La mina lo sabe, el hermano lo sabe y es abogado. Mirá si no va a aprovecharse a que el hermano le dé consejos. Toda la familia lo sabe, por lo menos lo mío. Yo viví ahí en ese momento y vivía con Diego. Y la madre vino también porque es la que conocía al médico.

RNB: ¿Vos pudiste guardar algo de cuando te hicieron TT o borraste todo?

N: No, nada. No lo quería tener. Qué voy a hacer… ¿guardarlo en una cajita? El momento más horrible de mi vida.

RNB: No, no es necesario tampoco…

N: Un montón de gente me habló y me dijo: “che, yo estaba cuando te estaban bardeando”. Todos saben quién soy y quién me estaba bardeando. Me habló gente arrepentida, como hubo gente que no se hizo cargo de nada. Los pibes de Los Enfermos de SLB y los de la banda me conocían todos.

RNB: Aparte es como vos decís, en esa época todos se conocían con todos…

N: Claro. Aparte todos eran amorosísimos, me miraban como “me acuerdo de tu nombre porque me conviene”. El ambiente era mucho más chico. 50 era el barcito de San Telmo y estábamos ahí todos los días. Los miércoles éramos los pibes de SLB, los pibes del bar, mis amigas, un par más y fin.

RNB: Él lo primero que salió a decir es que no las conoce y que está abierto a debate..

N: Si, y también dijo que salió con dos y a una no la conoce, ¿cómo hiciste para salir con alguien que no conociste? No entiendo muy bien. Después también que las víctimas iban a poder hablar y que él iba a negar todo. No está siendo muy…

Mirá qué simple: sabés que el chabón se mandó una cagada entonces me vas a tratar de puta a mí porque es mucho más fácil correrme a mí del medio.

RNB: También estuvimos tratando de contactar a más, porque si alguna quiere iniciar una acción legal siempre es mejor que sean más, que sumen testimonios siempre es lo mejor.

N: Yo sola no iría a denunciar, porque si voy a denunciar sé que no va a llegar a ningún lado. Y la verdad que pasar por toda la mierda de vivir de vuelta todo el proceso para que se caguen en mí, no. No es que yo voy a estar “vayan a denunciar, pásenla como el orto”, no, obvio que las voy a apoyar. Igual me da terror que en una semana se termine la “moda” de bardear a Santi y que sigamos haciéndonos los pelotudos.

RNB: No queríamos tener solo el testimonio de Santiago, por eso te contactamos a vos…

N: Me parece que él nos ayudó más a nosotras que a él con las notas que dio. Yo no paré de citar frases polemiquísimas de cuando dijo “en público ni en pedo, después vemos”. ¿¡Me estás diciendo que sí pero que no vas a ser tan boludo de hacerlo en frente de los demás!? Fue terrible. Es increíble. Y te da una bronca, a todas las pibas les pasó algo. Aparte hay pibas que me hablan para contarme de abusos que supieron y es como… paren, no soy asistente social. No sé qué hacer, no sé cómo ayudarte más que sentir rabia y querer salir a pegar a todos los machistas, pero no puedo hacer mucho más, no sé. Es terrible, aparte te da una bronca, ¿a todas las pibas del mundo les pasó algo? la concha de mi madre. ¿Cómo puede ser?

RNB: Estas cosas generan un efecto dominó, no es que las minas de repente tienen ganas de salir a decir “a mí también me abusó”, es que te das cuenta en el momento que estás leyendo otra y te ves a vos en esa historia.

N: Tal cual. Yo cerré el libro y dije “bueno, al carajo”, pero me da bronca porque el chabón se siguió manejando toda la vida con impunidad y no me parece. Entonces nada, vamos a darle la mano a la piba que se cargó todo el peso de decir: “bueno, yo soy la primera que me cansé y lo voy a decir, terminó todo esto”.

RNB: Y vos después de todo el rechazo de la banda, ¿Qué encontraste de apoyo?

N: Nunca salí de todo ese círculo, no me relacioné más con la gente de Salta la Banca específicamente porque nunca salí del círculo. Santiago Aysine es Santiago Aysine, entonces lamentablemente lo que hacés o dónde vas estás sujeta, boluda. Aprendí a convivir con eso. Lo naturalicé yo también, dije: “bueno, lo que pasó es una cagada y listo”.

RNB: Además de cosas puntuales del tema del aborto, ¿tuviste cosas violentas con el aparte de la manipulación psicológica?

N: Es que el chabón es lo que yo te digo. Si no era como él quería las cosas, te cagaba gritando. Pero pasa que viví ese caso en particular, tampoco es que tuve mucha más relación antes de que pasara, porque nosotros estuvimos tres veces y a la tercera quedé embarazada, así que… y las veces que estuvimos fue porque me lo cruzaba en el bar o en alguna Gjirafiesta. No es que nos juntamos a tomar un café, así que no existió mucho más.

RNB: ¿Y lo de las otras chicas que te escriben, cómo lo vas llevando?

N: No sé qué decirles tampoco. Solo les contesté a las pibas de De Lo Ajeno y a Marla (Sol). Le contesté a ella y a otras dos pibas. De hecho, puse en mi Twitter “perdón que no le responda a nadie”, pero es que no proceso, o sea de pedo le respondo a mis amigos, imaginate. Y había amigos míos que ni sabían, se están enterando ahora, porque lo quise borrar completamente de mi vida. No es que “bueno, me hice un amigo nuevo, ¿Querés que te cuente lo mal que la pasé?”, no existió, fin, se va. Así que se están enterando ahora, de todo.

Por Triana Obregón y Luciana Belén Díaz Derpic.

Los tuits de la denuncia de Macarena Nutty en Twitter

 

 

Comentarios

comentarios

Related posts

Comment