Gastón Esmerado: “Junté hasta las monedas para comprarme las entradas de Los Ramones”

El director técnico de Guillermo Brown de Puerto Madryn habló con Rock And Ball de la recta final del torneo de la B Nacional y su pasión más allá del fútbol: el punk.

 
Gastón Esmerado

Gastón Esmerado, actual director técnico de Guillermo Brown de Puerto Madryn, está teniendo su prueba de fuego con un equipo revelación que sigue peleando por un puesto en la Primera A. Junto a Alejandro Limia, ambos ex Arsenal, comandan el plantel que se mantuvo primero más de la mitad del torneo. Argentinos Juniors y Chacarita son sus rivales directos en la pelea. Pelea impensada teniendo en cuenta que hace tres años estaban en el Federal A.

Además, en la charla con Rock And Ball Radio, recordó su adolescencia ligada a la música punk sin dejar esa pasión de lado con el paso de los años. Encuentros con Marky Ramone, Ciro Pertusi y Pil Trafa, entre los más recordados para el ex Huracán.

RNB: ¿Cómo ves a Guillermo Brown de Madryn para la recta final del torneo de la B Nacional? 

Gastón Esmerado: Bien, sabemos que nos quedan 5 partidos por delante que van a ser muy difíciles. Se está haciendo eterno el torneo, pero con mucha ilusión y muchas ganas de poder concretar el objetivo y el sueño que todos tenemos. 

RNB: Después de tres empates consecutivos, ¿se siente ahora más el cansancio físico ya que son el equipo que más distancias debe recorrer? ¿En cuánto afecta esto a su fútbol?

GE: Mucho, me he cansado de decirlo. Cuando todos los equipos están descansando, nosotros venimos viajando en el micro, y eso a la larga en un torneo tan largo se siente. Eso no es excusa de que hemos sacado tres empates, claramente hemos bajado un poco la intensidad y es lógico por el momento del campeonato. Los chicos por ahí están sintiendo un poco el cansancio. Tratamos de pensar en todos los detalles y tratar de que ellos lleguen bien al día del partido.

RNB: El club elije, según su presupuesto, a que partidos puede ir y venir en avión y a cuáles somete a su plantel a largas horas en la ruta. Pese a esa diferencia han dado pelea en la cancha en igualdad de condiciones. ¿Qué es lo que más destacas de Brown? 

GE: Desde que nosotros llegamos están haciendo todos, no solamente los jugadores y nosotros sino también la gente del club, un esfuerzo muy grande para armar los viajes de la mejor manera posible y estar atento a la logística. Lamentablemente, por un tema de presupuesto a veces hay que ir en avión y a veces en micro, y no solo está el tema del cansancio, si no también el peligro que conlleva eso. Los últimos dos viajes hemos venido con niebla y lluvia y eso es otro factor para tener en cuenta. El otro día eran las 11 de la mañana y había una niebla que no se podía creer. Todo eso quizás la gente no lo sabe, no sabe el esfuerzo que está haciendo no solamente el club si no los jugadores que son ellos los que después también tienen que jugar, exigir su físico. Pero sabíamos que era así y estamos tan cerca del final que le vamos a dar pelea hasta lo último. 

RNB: Si bien el equipo estuvo desde el Federal A en 2014 y ya está en 2017 peleando por un ascenso a Primera, agarrar un club que quizás en la B Nacional estaba pensando en sostener la categoría, y encontrarte hoy en puestos de ascender, ¿Pone en una situación más cómoda para pelear y para jugar más tranquilo?

GE: Si por que este plantel lo conformaron para salvarse del descenso, antes que nada. Cuando llegamos nosotros, el 27 de septiembre, la primera charla era engrosar el promedio, pero nosotros bajamos el mensaje a los chicos de que íbamos a pelear lo más arriba posible y ellos lo entendieron, los resultados se dieron y hoy por hoy nos toca estar peleando un puesto de ascenso hace 40 fechas. Para nosotros eso es muy importante ya que es nuestra primera experiencia con todas las dificultades que conlleva estar lejos de Buenos Aires por los viajes, pero como vos dijiste, es un club que hace un par de años estaba en el Federal A y esto habla mucho de Guillermo Brown y eso es una felicidad enorme para toda la gente de la Patagonia.

RNB: Pase lo que pase en estas fechas que restan, ¿te deja una tranquilidad mayor saber que no perdiste contra los dos que están peleando el ascenso?

GE: Son anécdotas, partidos. El cuerpo técnico nos preocupamos por Guillermo Brown, por el funcionamiento y por sacar los partidos adelante. Sabemos que venimos de tres empates que por ahí la situación a los chicos los desbordó, por no poder jugar con tranquilidad, tratar de querer los partidos antes de jugarlos y esa ansiedad nos ha llevado a no mantener esa regularidad que teníamos, pero también sabemos que hace mucho que no perdemos y eso es importante. Seguimos dependiendo de nosotros, más allá que este finde no jugamos y hay que ganar la mayoría de estos 5 partidos que quedan y esperar que Chacarita resbale para poder seguir manteniendo la ventaja. 

Un viaje al pasado

RNB: ¿Cómo ves a Arsenal hoy sabiendo que tu paso por el club fue muy exitoso. ¿Qué recordás de ese paso y cómo ves al club hoy que recién en la última fecha pudo asegurar su permanencia en la Primera División? 

GE: Sufriendo, lo sufrí todo el campeonato. Siempre lo dije que fue mi segunda casa, más allá de que uno salió de Lanús, en Arsenal fue realmente donde exploté como jugador y donde me hice un hombre en el fútbol argentino. Entonces lo viví con mucho dolor y con mucha angustia en momentos claves que el equipo no podía ganar. Por suerte por un resultado de otro equipo se pudo salvar y hoy por hoy sigue un año más en Primera División. Siempre tengo los mejores recuerdos por que pasé los mejores momentos de mi carrera en ese club.

RNB: También formaste parte del Huracán de Cappa de 2009 y esta es tu primera experiencia como entrenador. ¿quiénes fueron los directores técnicos que más te marcaron y qué cosas tomaste que están aplicando hoy junto a Limia?

GE: Tanto Ale (Limia) como yo tratamos de robar ideas a los diferentes entrenadores que tuvimos. A mí particularmente me quedaron marcadas cosas de Jorge Burruchaga, Gustavo Alfaro y de Ángel Cappa como vos dijiste, el cual me agarra en una etapa ya maduro de mi carrera con 30 años donde trate de copiar muchas cosas y donde hubo entrenadores que pensaban y tenían otra ideología, y Ángel realmente me termino de abrir la cabeza en un montón de cosas, entonces trato de aplicar un poco de todo lo que uno aprendió de los entrenadores que tuvo y en base a eso tratar de hacer hincapié en el propio sello que tiene cada uno. 

RNB: ¿Aquella final con Vélez del 2009 es todavía la espina más grande que te quedó de tu carrera?

GE: Si, por el momento del equipo. Fue uno de los que mejor jugaba y, creo yo, que más gusto daba ver jugar, además de hacerlo con esos jugadores, sin desmerecer a los otros planteles en los que estuve. Me parece que ese equipo marcó no solamente a la gente de Huracán sino también a todo el ambiente de fútbol y sin salir campeón. Por suerte, en 2012, me la pude sacar a esa espina con Arsenal que salimos campeón de un torneo local, y realmente lo festejé como si fuera doble. 

RNB: Limia y vos hicieron Coaching Ontológico. ¿Cómo lo aplican a la hora de apoyar y laburarlo con el plantel mas allá de los libros?

GE: Hace un año y medio que nos retiramos y convivimos con esta nueva generación. Sabemos cómo hay que hablarle y llegarle a la juventud actual. El Coaching más allá de que uno ha convivido con muchos planteles durante mucho tiempo, nos dio herramientas que uno no las tenía en cuenta, como tratar de estar más presente en los aspectos emotivos y anímicos de los jugadores en los momentos en que se están jugando muchas cosas importantes, y hay jugadores que nunca los pasaron. Hacemos mucho hincapié en hablar siempre con ellos y sacándoles la responsabilidad para que disfruten el momento, traten de hacer lo que les gusta y sean felices, eso es lo que los va a llevar al éxito. Este curso nos vino muy bien ya que hay momentos que lo citamos y es de gran ayuda.

Otras pasiones

RNB: La última y sacándote del fútbol. Rock N´ Ball es un sitio web y también un programa de radio dedicado a la música y al deporte. Vos sos un gran fanático de la música, algo atípico en el fútbol porque te gusta mucho el Punk. Te has dado algunos lujos como tocar con Luciano Napolitano en Huracán. ¿Seguís despuntando el vicio con el bajo, jodiendo con la música o solamente vas a ver?

GE: En casa cuando estuve en Buenos Aires, agarré la guitarra, el bajo y tengo una batería y con mi hija estuvimos haciendo un poco ruido. Tuve la suerte de ese año de sacarme las ganas y darnos el lujo de tocar con el hijo de Pappo. 

RNB: ¿Tuviste la oportunidad de ir a Obras a ver a los Ramones?

GE: Si, fui a Obras dos veces de los cinco que hicieron seguidos. Junté hasta las monedas para comprarme las entradas. Era chico, tenía 14, 15 años. Después tuve la suerte de conocer personalmente a Marky Ramone que lo vi haciendo una prueba de sonido. Soy amigo de Ciro Pertusi, de Pil Trafa de Los Violadores y vamos a comer o cada vez que tocan voy a verlos. El fútbol me ha dado la posibilidad de conocer a los ídolos que uno tenía de chico. A Ciro le regalé una camiseta de Arsenal en un show que fui a ver a Attaque 77 y ahí fue donde lo conocí. Hoy por hoy no hablamos tan seguido, pero cuando toca Jauría los voy a ver y tengo una remera de ellos. Contra Ferro van a ir. Son gustos que me di y cada vez que puedo voy a verlos o salir a comer con ellos. 

Entrevista: RNB Radio.
Texto: Nicolás Gotta.

 

Comentarios

comentarios

Related posts

Comment