Bienvenido Peter Parker

¿Otra película más de Spiderman? si, pero la primera de Peter Parker en la historia del personaje, pasá y enterate por qué es imposible perdersela.

 

Fueron 5 películas de Spiderman en 15 años pero ni la trilogía de Sam Raimi (director de Evil Dead y Army of Darkness) con Tobby Maguire como Peter Parker, ni tampoco Marc Webb (director de 500 days of summer) con Andrew Garfield en la piel del héroe arácnido, pudieron plasmar la escencia del personaje.

El quid de la cuestión es que todos podían ilustrar a Spiderman pero nadie era capaz de retratar a Peter Parker.

Sin dudas el difícil entramado legal que tiene Spiderman (el personaje pertenece a Marvel pero sus derechos a Sony) tal vez hacía intuir que no sería parte del universo Marvel (el mundo cinematográfico interconectado entre varios títulos del mismo estudio), pero en “Captain America: Civil War”, conocimos al Peter Parker definitivo, el que tanto esperábamos interpretado por Tom Holland (Conocido por “A monster calls”).

Nuestro amigo aracnido en plena acción.

Si bien su incursión en aquella película no parecía más que un lujo para fanáticos, la idea de su película propia ya estaba en camino, y es así que llegamos a “Spiderman: Homecoming”, dirigida por Jon Watts (Clown y Cop car), sin dudas un verdadero desafío para esta franquicia que ya había hecho agua 5 veces antes de esta nueva versión.

La película saltea directamente el episodio que le dá esos poderes a Peter Parker y pasa al meollo de la cuestión, ya con el traje especial que le dió Tony Stark (algo que no había pasado en las 5 películas ya nombradas) nuestro adolescente elige un camino de justiciero, más por aburrimiento que por vocación.

La obsesión adolescente que tiene Peter Parker con caerle bien a Tony Stark (Robert Downey Jr) hace que el personaje no pare un segundo de mentir y mentir, no sólo para estar disponible en el caso de que Tony lo llame, sino para practicar el uso de su traje en situaciones cotidianas, como ser evitar robos o también ayudar a gente y trepar cuánto edificio encuentre.

Michael Keaton en el papel de Toomes, The vulture

Es en esta vorágine dónde Peter Parker se hace adorable, en ningún momento dejamos de verlo como un adolescente, ni siquiera cuando enfunda su traje, cada comentario, cada indecisión, cada accidente o acción exitosa es realizada por el adolescente, nunca por Spiderman.

La película tiene una dinámica clásica de héroe -villano, en este caso Toomes (Michael Keaton conocido por Birdman y Batman), quien es un hombre que ha perdido su fuente de trabajo debido al gobierno y se dedica a construir super armas para su posterior venta al mercado negro, pero eso no es todo, usa una armadura que le permite volar y destruir cosas con aplastante facilidad.

La cinta, lejos de aburrir, es un constante ir y devenir al ritmo que la adolescencia de Peter marca, los problemas con su tía May (Marisa Tomei) y las aventuras con su mejor amigo Ned (Jacob Batalon) hacen de la trama algo que se va complejizando cada vez más, pero atención, nada está tirado de los pelos y cada pieza encaja perfectamente al final.

Tom Holland, el primer Peter Parker que parece un adolescente

Hablar mucho más sobre la película sin empezar a spoilear es algo difícil, solo diré que Peter tiene su amor adolescente, que tiene sus enemigos en el colegio y que la música que acompaña toda la cinta es demoledora, aquí hago la salvedad, ya que la película homenajea a The Ramones banda que antes había homenajeado al personaje.

Es muy complejo hablar de Spiderman: Homecoming sin decir que, tal vez, junto a Logan sea la mejor película del Universo Marvel. Un lugar que crece y dónde todos juegan un rol preponderante de cara a Avengers: Infinity war (a estrenarse en 2018).

Sin dudas está llena de cameos, easter eggs y cosas que solo el fan extremo podrá identificar fácilmente, muchos tendremos que recurrir a Youtube o alguna nota para hacerlo, pero que lindo es cuando hay un disfrute posterior a tamaña película.

No quiero distraerlos, no quiero que se queden leyendo esto más de lo debido, pero tengan por seguro algo; los envidio, me gustaría no haber visto “Spiderman: Homecoming”, quisiera tener la suerte de verla nuevamente por primera vez y que, de una vez por todas, aparezca Peter Parker en una película del hombre araña.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Related posts

Comment