Nuna Malta: “Creemos en la capacidad de la música para conectar personas”

Nuna Malta llega por primera vez a Buenos Aires a presentar “Universo de Azar” y nos contó todo sobre su último disco y nos introdujo en su historia.

 
Nuna Malta

El otoño arrancó y con él la mixtura de colores y olores en la naturaleza. Un 23 de abril, una banda cordobesa, decidió pisar la gran ciudad y empaparla con su música. Nuna Malta es una banda reggae – fusión que nace con la intención de enriquecer al reggae a través de la mixtura de otros géneros.

Conformada por Gonzalo Franchi (voz y flauta traversa), Juan Belén (Guitarra), Joaquín Paniego (Bajo), Claudio Puch (Batería), Pedro Mondéjar (Percusión), Martín Spangenberg (Saxo Tenor), Kevin Pietri (Trombón), Santiago Baravalle (Teclados), Agustín Reynoso (Saxo Alto) e Ignacio Clavijo (Trompeta); este grupo de profesionales y amigos aman la música y creen en la capacidad de ella para conectarse y relacionarse con las personas.

Hablamos con ellos, y nos introdujeron en la vida de esta gran familia.

RNB: ¿Cómo, cuándo y por qué surge la banda?

Varios de los que actualmente integramos el proyecto nos conocimos en Collegium, una escuela secundaria de la ciudad de Córdoba con orientación en música. Desde ese momento empezamos a compartir experiencias y proyectos musicales  previos a la conformación de Nuna Malta en el año 2009. Algunos habíamos empezado a estudiar composición musical y es así que empezamos a desempeñarnos creativamente creando canciones en conjunto y proyectando poco a poco la grabación de nuestro primer disco.

RNB: Y Nuna Malta, ¿Por qué?

Teníamos la necesidad de trasladar al nombre de la banda el sentido o visión de integridad y mestizaje cultural, algo que ocurría también en nuestra música al mezclar diferentes estilos provenientes de distintas raíces y algo que desde hace muchos años forma parte de nosotros, argentinos y latinoamericanos. De esta forma comenzamos a adentrarnos en las distintas lenguas aborígenes más cercanas a nosotros y nos gustó la sonoridad que proponía el dialecto Quichua. Simplemente buscamos diferentes palabras y sus significados; las fuimos mezclando y probando distintas combinaciones. Luego de varias pruebas nos gustó y nos definimos como Nuna Malta. “Nuna” significa espíritu y “Malta” hace referencia a un cachorro o cría. Esta traducción propia la reflejamos en el nombre de nuestro primer disco, “Espíritu Animal Joven”.

RNB: Para los que no los conocen, ¿Cómo definirían o presentarían a la banda?

Tenemos una identidad musical que suele estar asociada al género del reggae pero a nosotros no nos gusta encasillarnos sólo en este estilo. Si bien ha sido un punto de partida y unión para la banda, también ofrecemos un repertorio de canciones propias en donde se pueden apreciar otras sonoridades más cercanas al funk, soul y jazz.

Nuestras raíces son muy amplias, van desde referentes como Bob Marley, Cultura Profética hasta otros del Rock Argentino como Spinetta, Charly García, pasando por algo más actual como lo es Sig Ragga. También estamos conectados con el Folklore Argentino y otras tantas influencias más que darían como resultado una lista interminable de menciones producto de los gustos de más de 10 personas amantes de la música que integran este proyecto.

RNB: ¿De dónde nace la necesidad de hacer canciones?

Amamos la música y creemos en la capacidad de la misma para conectarse y relacionarse con las personas. Las canciones, a diferencia de la música instrumental, permiten sumar un mensaje que proviene de las líricas y, congeniar texto y música en una composición formal típica de la canción, es una actividad muy placentera y creemos en ella. Además, es una actividad que llevamos a cabo de forma conjunta y no hay una forma o metodología estructurada para construir la canción. Experimentamos y van surgiendo canciones de diferentes maneras. Mientras las letras son siempre creación de Gonzalo (Mambru) Franchi y la música es una creación en conjunto de todos los integrantes.

RNB: ¿Qué les dio haberse formado en Córdoba? ¿Qué encontraron en la banda que formaron?

Córdoba es una ciudad muy movilizada en materia de producción artística independiente y eso se ha ido marcando cada vez más con el tiempo. Puntualmente hay mucha música y sobre todo, mucha música diferente y muy bien producida. Esta gran diversidad y calidad nutre y genera competencia al mismo tiempo. Ver que alguien está haciendo las cosas bien y de manera profesional inspira a muchos a hacer lo mismo. Nosotros encontramos en Nuna Malta un gran potencial humano que no solo nos sirvió para construir nuestra propia identidad musical, sino que también ayudó a reforzar los vínculos y relaciones internas y definir los roles de cada uno dentro del equipo de producción.

RNB: Están presentando su segundo material discográfico, ¿En qué momento de su carrera llega? ¿Cómo fue el recorrido a nivel experiencia que hicieron con “Universo de Azar”?

“Universo de azar” fue lanzado en septiembre del 2016. Este tuvo un proceso de creación y producción mucho más definido que nuestro primer disco. Es un disco que en unos pocos meses ya estaba grabado y listo para salir a ser presentado. Creo que siempre se aprenden cosas nuevas.

Este disco, conlleva un proceso de maduración del proyecto que refleja una búsqueda consciente en pos de definir ciertos rasgos estéticos a nivel musical y sonoro. Intentamos darle más lugar a la voz para que esta pueda fluir en su recorrido por la canción. Se buscó generar un sólido sustento musical para que la voz se pueda desarrollar con más claridad. Esto nos llevó a explotar los momentos netamente instrumentales que, en comparación con “Espíritu animal Joven”, nuestro primer disco, se encuentran más condensados y tienen un tratamiento más fino de arreglos.

Las líricas de las canciones están a cargo de Gonzalo (Mambru) Franchi, la voz principal de Nuna Malta. El contenido, estructura y desarrollo de las letras se relaciona íntimamente con reflexiones, pensamientos, poesías e ideas que trae a los ensayos y que él mismo interpreta. Todo esto tiene su origen en diversas experiencias que va cultivando a lo largo de muchos años. “Universo de azar” nos muestra una poesía no tan explícita pero que siempre tiene una idea central de trasfondo, ya sea una reflexión, una opinión o una experiencia. Las temáticas rondan en torno a la ciudad, la espiritualidad, el universo, la luna, el arte, la música, la vida. La intención es poder conectar con estos temas que a veces nos resultan tan básicos como importantes y que nos ayudan a establecer una conciencia más clara que puede ayudar a sanar y a vivir mejor como personas y sociedad.

 RNB: Los temas son de su autoría, ¿Cómo hacen a la hora de componer? ¿Tienen total libertad?

No tenemos una sola manera de componer. Sí nos gusta experimentar y probar cosas nuevas y en ese terreno tenemos total libertad. Sin embargo, respetamos ciertas pautas estéticas para que lo que componemos suene a Nuna Malta y no a otra cosa.

RNB: Este fin de semana están de gira por Buenos Aires, ¿Con qué se va a encontrar la gente que vaya a verlos? ¿Qué expectativas tienen?

La gente va a poder escuchar los temas de Universo de azar y algunas versiones de temas que pertenecen al repertorio de Espíritu Animal Joven. La verdad es que como primera vez que venimos a tocar a Buenos Aires, no tenemos más expectativas que las de dar un buen show y que la gente que vaya lo pueda disfrutar y llevarse de nosotros una linda experiencia.

RNB: Del 1 al 10, la escena musical en Córdoba…

Le pongo un 10. Excelentes propuestas, mucha variedad y un nivel de profesionalismo que es notable.

RNB: Por último, ¿Qué planes tiene Nuna Malta para este 2017?

Es un año destinado a presentar “Universo de azar” en todos los lugares que podamos sobre todo fuera de Córdoba. También se vienen algunas producciones especiales sobre las cuales pronto estaremos dando novedades a través de nuestras redes sociales.

La banda cordobesa con un poco más de 7 años de trabajo sostenido, ha compartido escenarios con artistas como Dancing Mood, The Skatalites, Cultura Profética y The Wailers. Con toda la experiencia que esto significa, pisan por primera vez la ciudad de la furia para mostrar no sólo su obra sino también la esencia que los identifica.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos gentileza de Nicolas Defilippi.

 

Related posts

Comment