Opinion > San Lorenzo: una final y un ciclón de dudas

San Lorenzo: una final y un ciclón de dudas

Desde el 2013 hasta acá, San Lorenzo disputo no menos de más de diez partidos transcendentales en los que se repitió una misma tónica: la falta de jerarquía ante situaciones de gran presión.

 

A partir de que Matías Lammens y Marcelo Tinelli se hicieron cargo de San Lorenzo de Almagro, el club se posicionó junto con River como el equipo que más competencias peleó hasta el final de las mismas. Tan cierto es esto como que el “Cuervo” en estas instancias perdió muchísimo más de lo que ganó, pero ¿a qué se debió esto?

En todos los encuentros se presentaron una serie de errores que todavía no se solucionan. ¿Por qué le cuesta tanto ganar partidos importantes? ¿Por qué San Lorenzo nunca juega las finales de igual manera que los partidos que lo llevan a ellas? Vale repasar los cotejos en referencia:

Final Copa Argentina 2013: SL 0 – Arsenal 3

Última fecha Torneo Inicial 2013: Vélez 0 – SL 0 (Acá el empate sirvió, pero no es lo importante en este análisis)

Superfinal 2013: River 1 – SL 0

Final Copa Libertadores (ida): Nacional 1 – SL 1

Final Copa Libertadores (vuelta): SL 1 – Nacional 0

Final Mundial de Clubes 2014: Real Madrid 2 – SL 0

Recopa Sudamericana (ida): River 1 – SL 0

Recopa Sudamericana (vuelta): SL 0 – River 1

Supercopa 2015: SL 4 – Boca 0

Final Torneo de Transición 2016: SL 0 – Lanús 4

Hay varios ítems que se repiten en casi todos estos partidos. Dos claros ejemplos son la escasez de gol (sólo tres en diez partidos) y también la falta de solidez defensiva (valla invicta en únicamente tres partidos). ¿Casualidad? No lo creo, como tampoco me parece que cada partido sea igual a otro. Pero esto va más allá de eso: San Lorenzo tiene, independientemente de estos números, un enorme déficit en el juego del equipo una vez que afronta esta clase de duelos. ¿Miedo escénico? Puede ser. ¿Falta de jerarquía? También. En mi opinión, hay un gran equipo para pelear los torneos pero no para dar el salto y ganarlos: falta la chapa que se necesita en estos partidos importantes en donde para llevártelos, además de ser un gran jugador, se necesitan otras cualidades.

Pasaron técnicos, esquemas y jugadores pero sigue sucediendo lo mismo cada vez que San Lorenzo tiene una parada definitoria: a algunos futbolistas les pesan esta clase de partidos, no se desenvuelven igual que en uno de cuarta fecha del campeonato. Los grandes jugadores son los que aparecen en los grandes encuentros, San Lorenzo tiene esa clase de protagonistas pero necesita que los once estén a la altura de los Belluschi, Ortigoza o Torrico en estos escenarios.

Es un gran escalón que el Ciclón debe superar para dar el gran salto a nivel títulos que necesita. Este mercado de pases va a ser fundamental para que esto no vuelva a ocurrir, porque material para llegar a instancias definitorias hay, pero para dar el gran salto falta. Este plantel (jugadores más, jugadores menos) siempre ha peleado todos los torneos, no recuerdo haber ido un día a la cancha y pensar “hoy no jugamos por nada” (salvo algún partido por Copa Libertadores como con Liga este año), lo cual también es muy meritorio y difícil. Con uno o dos refuerzos de jerarquía San Lorenzo puede dar el gran golpe el año entrante. Esperemos que así sea.

Autor: Federico Sartor

 

Lee Más

Dejar un Comentario

Comentar