10 lugares obligatorios para conocer en París

¿Qué hay para conocer en París si viajo allá? ¿No lo sabés? Acá te contamos los lugares imperdibles de esa mágica ciudad.

 

Si es tu primer viaje, si querés volver a visitarlo o bien si tenés ganas de leer la revista un rato, acá te dejamos nuestros 10 lugares preferidos para recorrer en París.

1. Visitar el increíble barrio MONTMARTRE 

Es un lugar para enamorase. El barrio más famoso y bohemio de París. Seguramente lo hayas visto en más de una película, como Amelie, Medianoche en París y Bastardos sin gloria (Au revoir Shoshanaaaa!!).

Por cierto, es realmente como todos dicen… Cuando conocés Montmartre, te sumergís atrás en el tiempo, ya que cada pequeña calle guarda una historia, un secreto.

Podés visitar el Estudio de Picasso, la Casa con Girasoles de Van Gogh, el popular Café de Amelie, el primer cabaret de París, el Lapín Ágile y el paraíso de muchísimos pintores y artistas de la época,¡¡el mismísimo, Moulin Rouge!!

Recorrer el barrio completo te demorará unas horas, y para terminar, seguramente querrás descansar en lo alto de la colina, con una crepé en la mano, mientras visitás la Basílica de Sacré Coeur.

La iglesia del Sagrado Corazón, es uno de los emblemas de París, y la entrada es gratuita.

Tenés miles de opciones para conocer Montmartre. Lo podés hacer con tour gratuitos, pagos, audioguía, libro en mano. Pero nuestra recomendación es leer un poco del barrio con anterioridad, marcar los lugares que querés recorrer y luego tirarte solo y aventurarte por los rincones de lo bohemio.

montmartre

2.  Catedral de Notre Dame

 Esta iglesia fue construida entre 1163 y 1245. Es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo.

Se encuentra al costado del Sena, así que, si no está inundado, podes pasear antes o después de tu recorrido por los kioscos que bordean el río, y comprar dibujos, fotografías y libros antiguos.

Cuando entres a la parroquia, tenes que pensar que no es sólo a una Catedral, sino que entras al lugar donde coronaron a Napoleón, a Enrique VI de Inglaterra durante la guerra de los 100 años. Donde beatificaron a Juana de Arco, fue el punto de celebración de las dos guerras mundiales, e imaginar que fue la inspiración de Victor Hugo para escribir una de las historias favoritas de todos los tiempos; Quasimodo.

Para visitar las torres, deberás subir 387 escalones empinados a pie, y podrás recorrer el campanario en donde vivió el mítico Jorobado, y ver de cerca las gárgolas.

Tenés la opción de alquilar un audio guía, o ir los fines de semana a los tours gratuitos en español.

Andá preparado, porque suele haber mucha fila y no va muy rápido.

Sobre la plaza de Notre Dame se encuentra el punto cero, desde donde se cuentan todas las distancias de Francia.

Cuenta la leyenda, que si tocás ese punto y giras tres veces para atrás con un sólo pie, volverás a recorrer París en algún otro momento de tu vida.

¡Así que a marearnos y dar vueltas para volver!

3.  Louvre 

Es uno de los museos más importantes del mundo. Está ubicado en el antiguo palacio real del Louvre, y si tu visita coincide con el primer domingo de cada mes, podes entrar gratis. Si tenes menos de 26 años, y pasaporte europeo, es gratis todos los días, todo el año.

Sus colecciones reúnen más de 370.000 mil objetos, y 35.000 obras de arte.

Sin dudas, es uno de los lugares de interés más importantes en París, recibiendo más de 6 millones de visitas al año.

Dicen que podés demorar hasta una semana para ver el museo completo, así que lo principal es ir temprano (y sufrir un tiempito en la fila), tener organizado bien lo que querés conocer adentro, y con el mapa en la mano, ir a buscar las obras que te interesan.

Te sugerimos que tu imprescindible sea la famosa de Leonardo Da Vinci, la queridísima Mona Lisa (la Gioconda).

No esperes que sea gigante ni que puedas disfrutarlo solo, ya que delante tuyo seguramente habrá muchos turistas con cámaras, y el cuadro es super pequeño.

Pero sin dudas, tenés que ir a conocerla. Así como también a la Venus de Milo, El Código de Hammurabi, Las Bodas de Caná y muchísimos más, pero si seguimos, la lista sería interminable.

 

Louvre

4.  Charaaaan… LA Torre Eiffel!! 

Podría ser tranquilamente la número uno, pero es el cuarto lugar más visitado de París.

Podés ir, recorrer el parque que la encierra y sacarte una foto debajo de la gran dama de hierro, o bien subirla completamente.

En caso de que la segunda opción sea la elegida, te sugiero comprar las entradas por internet. De esta manera te ahorrarás unas cuantas horas en la fila.

La mejor opción para ir es a la tarde/noche. Es un placer ver el atardecer desde ahí arriba, pero acordate de chequear el clima con anterioridad, ya que suele llover bastante en París, y allá arriba, en la punta, te vas a congelar si llegás y no estás preparado para el agua.

Si querés hacer un ejercicio extra, podes subir el monumento a pie (hasta el segundo piso), caso contrario, contás con ascensor en todos los niveles.

DSC_0110

 

5. Pére Lachaise

Se encuentra en el distrito XX de París (donde quién les escribe, vive, es más, la ventana de mi cocina y baño dan al cementerio, ¡Es una vista increible!).

Contiene más de 70.000 tumbas, y hay varios personajes conocidos, como Édith Piaf, Jim Morrison, Oscar Wilde, María Callas, Chopin, Moliére, entre otros.

Seguramente deben pensar  que estamos locos por recomendarles como lugar para recorrer un cementerio, pero de verdad, a diferencia de otros, este cementerio no es nada tenebroso ni tétrico. Está repleto de árboles y se podría decir que es más un parque que otra cosa.

Suelen haber parejas de turistas sentados en el medio del cementerio, comiendo queso, y tomando vino, haciendo un típico picnic francés. Pero ojo, no lo intenten ustedes porque si bien parece una plaza hermosa, no deja de ser un lugar para respetar, así que esta prohibido tomar alcohol. Pueden hacer un picnic tranquilo y lo disfrutarán de igual manera.

Y si no quieren comer, es ideal para leer un libro o simplemente caminar y buscar las tumbas de estas tan reconocidas personas.

Pere

 

6 y 7 Campos Elíseos (Champs-Élysées) y el Arco del Triunfo.

Los Campos Elíseos cuentan con una longitud de dos kilómetros, y compone la avenida más popular de París.

Actualmente es un importante espacio para los que quieren irse de compras, y para los ciclistas, ya que ahí se sitúa la meta del Tour de Francia. Sus calles están repletas de locales de moda, restaurantes, cines y heladerías.

Si sos fanático de los autos, en las esquinas de esta avenida verás algunas Ferrari que se suelen alquilar por hora. O si no queres pagar nada, sólo te podes acercar un poquito y sacarte una foto al lado del auto.

Al finalizar la avenida C. Élysées verás el Arco del Triunfo. Y te decimos que lo vas a ver porque tiene unos 50 metros de alto, no pasa desapercibido.

Se tardó unos 30 años en construirse, y representa las victorias del ejército francés bajo las órdenes de Napoleón.

Al igual que Notre Dame, el Arco ha sido testigo de innumerables momentos históricos, como el paso de los restos de Napoleón, o los desfiles militares de las dos guerras mundiales.

Si subís al monumento (tiene un costo), encontrarás “La tumba del soldado desconocido”, que representa a todos los franceses que murieron en la primera guerra mundial y nunca fueron identificados (tiene una llama siempre encendida).

También encontrarás los nombres de las batallas ganadas por Napoleón, en los cuatro pilares del arco. Si queres ver los Campos Elíseos desde arriba, recorda que deberás subir 286 escalones (y no hay ascensor).

 

8. Jardines de Luxemburgo

Son los jardines más céntricos (y repletos de turistas) en París.

La construcción del palacio y los jardines tuvo lugar entre los años 1615 y 1617 cuando María de Médicis, decidió hacer un hogar hecho a la altura de una reina Italiana. Con el paso de los años, se adquirieron los terrenos más próximos para ampliar el parque.

Con el estallido de la Revolución Francesa, El Palacio de Luxemburgo, uno de los más lindos del mundo se transformó en una cárcel y posteriormente, en la segunda guerra mundial, fue usado como cuartel para los alemanes (con búnker y todo que hicieron en el jardín).

Es uno de los lugares más populares de la ciudad, y por eso suele estar repleto de personas, pero podés ir a recorrerlo, frenar en el medio y tomar un helado mientras contemplas la ciudad.

También para los más chicos hay un área de juegos, alquiler de veleros a velas y hasta un espacio de marionetas.

luxen

 

9. PUENTES DE PARÍS 

No podes irte de París sin por lo menos, cruzar uno de los puentes de la ciudad.

Son increíbles, dividen varias partes de la ciudad y a lo largo de los 13 kilómetros del río existen más de 30 puentes, y van desde los más antiguos, construidos a piedra, hasta los nuevos que son de metal. Como no podemos redactar sobre todos los puentes, les dejamos los tres más bellos y populares para recorrer.

Puente de Alejandro III 

Es un cruce obligatorio, hermoso y alucinante. Se inauguró en la exposición Mundial de 1900 y está entre Los inválidos y el Petit Palais.

La decoración es impresionante. Tiene caballos dorados en la parte superior, candelabros negros, y otros elementos decorativos que lo hace ideal para un recorrido en pareja.

Puente Nuevo

Tiene más de 300 máscaras talladas, es bonito y es el puente más largo de la ciudad. Las caras talladas en el puente conmemoran a todos los acercados al rey. Cuenta la leyenda que el rey quería que quedaran plasmados los gestos reales de ellos. Así que embriagó a todos y a medida que se iban poniendo borrachos, llamaban al escultor y los retrataban. Todo un paseo histórico recorrer este lugar.

Pont de l’Alma

Lo llamativo de este puente, es que la construcción se realizó para comprobar la crecida del río. Las mediciones están talladas en los pilares y los turistas suelen ir a este punto, debido a que es el túnel donde la princesa Lady Di murió.

pu

 

10. Barrio Latino

Uno de los Barrios más animados y turísticos de París.

Repleto de bares, restaurantes, iglesias, universidades (La Sorbona, la más conocida de la ciudad), museos y hasta una mezquita.

Tiene lugares para todo tipo de viajeros.

Los que quieran gastar un poco más contarán con restaurantes lujosos, y los mochileros, tienen la opción barata, donde podes comer por 5 euros o  menos. Está ubicado en el distrito V y parte del VI

El barrio Latino no está dedicado a los Latinoamericanos. Sino que en la edad media, todos los estudiantes que venían a aprender Latín se quedaban en este barrio.

Este distrito está destacado por la militancia estudiantil y cuenta con una gran oferta cultural.

11 Versalles, la yapa de nuestro recorrido 

No está dentro de nuestro top 10, y próximamente haremos una nota especialmente dedicada a Versalles, pero como dijimos antes, no lo pusimos acá, ya que recorrer los jardines y el palacio de Versalles te tomará todo el día. Queda en las afueras de París así que llegar hasta allá te demorará mínimo una hora.

Es un símbolo de la monarquía en su esplendor. Está nutrido de historia.

Apenas ingresás al castillo te muestran en una de las salas como fue evolucionando de la mano de Luís XVI.

Si sos fanático de la historia, es un recorrido imprescindible. Podés ver los dormitorios de los reyes, la sala de juntas y hasta la puerta por donde se escapó María Antonieta.

Hay cuadros y esculturas de todos los tiempos y también, si querés, podes ver la capilla de los reyes. El lugar más bello del palacio, es la Galería de los Espejos. un salón impresionante con más de 70 metros que tiene 300 espejos a su alrededor.

Al ingresar a este salón, entrarás a una parte muy importante de la historia, ya que ahí se puso fin a la Primera Guerra Mundial, con la firma del Tratado de Versalles.

Obviamente si vas a Versalles no podes dejar de recorrer sus jardines. Son inmensos y alucinantes. Con plantas y árboles de todo tipo, y estatuas de mármol por todos lados. A medida que vas entrando a los jardines podrás ver estanques y fuentes. Y si es fin de semana, hay juego de luces y música por todo el parque.

Estas fueron nuestras recomendaciones para un viaje a París, esperamos que les hayan gustado, y que les sirvan si en algún momento viajan a la ciudad del amor.

¡Au revoir!

 

 

Comentarios

comentarios

Related posts

Comment